Decepciones y alegrías en las nominaciones a los Emmy

Lo mejor de la programación y las series.
¿No puedes verlo bien? Prueba a abrirlo en tu navegador

Jueves,
30 de julio de 2020
Facebook Twitter
EL PAÍS

EL PAÍS Televisión EL PAÍS

Lo de los Emmy

Por Natalia Marcos

Ni los premios pueden contentar a todo el mundo ni lo hacen las nominaciones, por mucho que se amplíe el número de candidatos en algunas categorías, como han hecho este año los Emmy. La Academia de la Televisión de Estados Unidos ha optado finalmente por una ceremonia de entrega de sus premios (el 20 de septiembre) virtual, con los nominados en sus casas y un desafío técnico tremendo para la cadena ABC, encargada de emitirla este año, ya que trasladará equipo técnico a las casas de los nominados para que todo salga con una calidad de vídeo aceptable y no parezca una reunión de trabajo a través de Zoom.

Eso se supo el miércoles, cuando los nominados recibieron una carta en la que se les informó de las peculiaridades de esta entrega de premios. Antes, el martes, se habían anunciado los nombres de los candidatos y, por supuesto, no ha llovido a gusto de todos. Por supuesto, hay cosas que no se entienden, como que Better Call Saul esté nominada (muy justamente) como mejor drama del año pero no lo estén sus dos protagonistas, Bob Odenkirk y, sobre todo, Rhea Seehorn.

Inexplicable. Como que se haya quedado fuera Reese Witherspoon a pesar de tener opciones con tres series: Big Little Lies (por la que sí están nominadas Meryl Streep y Laura Dern), Little Fires Everywhere (por la que sí está nominada Kerry Washington) y The Morning Show (por la que sí están nominados… todos sus compañeros). Tampoco se entiende que Stranger Things, a pesar de que su tercera temporada mejorara la segunda, siga en el grupo de nominadas a mejor drama y que se haya quedado fuera The Morning Show.

Sí se entiende perfectamente que Zendaya opte al premio a la mejor actriz protagonista de drama por Euphoria. Y que en comedia, hayan reconocido la enorme segunda temporada de Lo que hacemos en las sombras nominándola como mejor comedia (en un mundo justo, ganaría el premio) y colocando tres de sus guiones entre los mejores del año en su género. También es normal que Succession se mantenga como la gran favorita de este año para llevarse el premio al mejor drama y que los nombres de sus actores estén por doquier en sus categorías.

Y qué bien las 26 nominaciones para Watchmen, una miniserie que el Black Lives Matter ha puesto —aún más— de actualidad y que los Globos de Oro ningunearon incomprensiblemente. Qué bien también que una serie tan intimista y casi indie como Normal People haya rascado algo, sobre todo qué bien la nominación de Paul Mescal, el que más lo merecía. Y que también hayan puesto los ojos en Ramy y en Insecure, comedias fabulosas sin el reconocimiento que merecen.

También es lógico que Netflix haya batido el récord de nominaciones para una misma cadena o plataforma (160, que se dice pronto). Otra cosa será ver cuántas de esas opciones se transforman en premios reales. Ahí todavía parece complicado batir a la todopoderosa HBO. Será interesante ver si logran reinventarse unos premios que suelen tender al conservadurismo y a dejarse llevar por las inercias.

Más sobre estas nominaciones escribió en su crónica Pablo Ximénez de Sandoval, corresponsal en Los Ángeles. Y aquí podéis ver la lista de los nominados en algunas de las principales categorías

 

Lo que estoy viendo

Ojalá el año que viene tuviera varias nominaciones Podría destruirte (HBO España). La serie creada y protagonizada por Michaela Coel aborda el consentimiento sexual desde diferentes puntos de vista, pero siempre de forma muy explícita y dejando todo muy clarito. No se corta un pelo en mostrar y verbalizar sus posturas para lograr trasladar al espectador las sensaciones terribles que experimentan sus personajes y el dolor postraumático. Todo arranca después de que, tras una noche de fiesta, una chica tenga la fuerte sensación de que ha sido violada a pesar de no recordar apenas nada. A partir de ahí empieza un relato no solo para reconstruir lo que ocurrió sino también las consecuencias de aquello y cómo era su vida antes. Posiblemente será una de las series del año.

También he visto ya la mitad de la segunda temporada de Ramy (estreno el 6 de agosto en Starzplay). Es normal si no os suena mucho esta comedia cocreada y protagonizada por el humorista Ramy Youssef. Su tono recuerda algo a Master of None sobre todo por la exploración desde la comedia de lo que significa ser un estadounidense descendiente de inmigrantes. La segunda temporada mantiene el gran nivel de la primera, ahora con Ramy atravesando una crisis de identidad y religiosa para la que contará con la orientación espiritual de un religioso interpretado por Mahershala Ali (ambos actores están nominados al Emmy por esta serie).

Ah, y empecé XHOXB, en HBO España, pero salí corriendo. Solo me pareció una sucesión de intentos de gags a través de los que no fluía la serie y con un concepto un tanto desfasado. Hay a quienes les ha entretenido, yo no estoy entre ellas, lo siento.

 

Para quejas, sugerencias, propuestas o preguntas, en Twitter soy @cakivi y en el correo, nmarcos@elpais.es

Hasta la próxima semana.

iQIYI, el Netflix chino (y gratis) que quiere conquistar España

La plataforma, con 119 millones de suscriptores, ofrece series, películas, programas y ‘animes’ subtitulados en español

‘Inés del alma mía’: Conquistar, fundar Santiago de Chile, amar

La millonaria adaptación de la novela de Isabel Allende retrata la vida y obras de la conquistadora extremeña Inés Suárez

La miniserie ‘FoQ: El Reencuentro’ resucita ‘Física o química’

Una producción de dos episodios contará qué ha sido de los protagonistas de la serie juvenil de Antena 3

WarnerMedia investiga el “ambiente tóxico” y “acoso” de ‘El programa de Ellen DeGeneres’

Los empleados de la cómica y presentadora llevan meses publicando quejas sobre sus malas prácticas

La comunidad de ‘La que se avecina’ afronta una nueva derrama

Los guionistas de la serie trabajan en la decimotercera temporada tras superar diferentes dificultades ajenas al proceso creativo

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin permanencia.
Suscríbete

Gracias por leernos, descubre otras newsletters

Conoce las ventajas de ser lector de EL PAÍS: ¡Participa en nuestros concursos y disfruta de grandes experiencias!

Publicidad

Has recibido esta comunicación porque has solicitado recibir la newsletter de Televisión. Para más información sobre el tratamiento de tus datos personales, consulta la Política de Privacidad de los medios Prisa

Si deseas dejar de recibir este tipo concreto de comunicaciones en tu cuenta de correo electrónico tiendasfrikiscineseriestvcomicsjuegos@barcelonafriki.com, puedes darte de baja.

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes acceder a tu perfil para cambiar tus preferencias de comunicaciones, editar o cancelar tus datos.

Si quieres darte de baja de forma definitiva de los medios Prisa, o si quieres ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación y portabilidad puedes hacerlo a través de la dirección: privacidad@prisa.com» style=»color:#555555″>privacidad@prisa.com desde tu cuenta de correo tiendasfrikiscineseriestvcomicsjuegos@barcelonafriki.com.